Los Doce Apóstoles

LA PARROQUIA

Una parroquia...

Encomendada a La Obra de la Iglesia

La Parroquia Los Doce Apóstoles pertenece al arciprestazgo de Nuestra Señora del Pilar y a la Vicaría II de la Archidiócesis de Madrid.

Su templo sencillo y acogedor se ha convertido en un verdadero centro mariano y eucarístico. Mariano debido a su advocación a “Ntra. Sra. de los Apóstoles”, cuya preciosa imagen recibe maternalmente a todos; y eucarístico porque Jesús en el Santísimo Sacramento es el centro de toda la actividad parroquial, lo cual se ha manifestado especialmente desde que en 2008 se iniciara la Adoración Permanente.

Esta parroquia, desde su inauguración en 1966, está encomendada a La Obra de la Iglesia. Ésta es una institución de Derecho Pontificio, en la cual se integran Obispos, sacerdotes, hombres y mujeres consagrados a Dios, matrimonios, jóvenes y niños. Su finalidad es ayudar al Papa y a los Obispos a presentar el verdadero rostro de la Iglesia. Fue fundada por la Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia en 1959.

De esta forma, la labor pastoral se lleva a cabo conjuntamente entre las tres ramas: sacerdotal, laical masculina y femenina, los cuales reciben la inestimable colaboración de un nutrido grupo de personas de todo estado y condición que procuran vivir y manifestar, mediante su vida y su palabra, el verdadero rostro de la Iglesia.

Viva

El impulso apostólico que recibe la Parroquia de este grupo comprometido de personas con amplia formación, vida espiritual y experiencia apostólica es sin duda notable, pudiendo así ofrecer un seguimiento personalizado de fieles de todas las edades y condiciones: niños, jóvenes, adultos, matrimonios y ancianos. Las catequesis, la liturgia y la caridad son, de este modo, impulsadas por personas enamoradas de la Iglesia y siempre disponibles a “hacer Iglesia” en cualquiera de los ámbitos parroquiales.

Abierta a todos

Los miembros de La Obra de la Iglesia que trabajan apostólicamente en la Parroquia bajo la dirección del párroco, colaboran estrechamente con los feligreses para que la Parroquia sea de todos y para todos: todos tienen su lugar para dar lo mejor de sí mismos en esta parcela de la Iglesia. ¿Quieres ayudarnos tú también? Hay mucho por hacer en la catequesis, la liturgia, Cáritas, organización de actividades, mantenimiento del templo…

¡Anímate y ayuda a la Iglesia en la Parroquia!